miércoles, 12 de octubre de 2011

Un poco de amor francés

Seamos claros. Yo jamás te voy a prometer que te voy a respetar como persona, ni como novia, ni como nada. Cuando leo o me cuentan esas cosas me aterro. Es que yo no te voy a respetar.

Ni lo pienso hacer. No te pienso respetar ni siquiera un poco, pero porque espero que vos tampoco lo hagas. Es más, espero que me faltes el respeto todo el tiempo, constantemente. Que me puteés y que me llames "marta" cuando te pinte. Que me pongas cara de culo y hasta que no te guardes nada. Que me bardeés cuando me pongo hincha pelotas y que me señales esas cosas que no te gusten o que simple y sencillamente no soportás. Que me puteés, me insultes y me grites desaforadamente y que no te sientas culpable de hacerlo.

Puteame, insultame, gritame. Y después no me pidas perdón. Sólo besame.

2 comentarios:

tecontaretodo dijo...

Más claro, echale agua...

Florci dijo...

Admito que la mejor parte, fue la de ''llamame Marta''. Clap clap para eso. Y fuera a la idea de la relacion perfecta, pongamosle un poco de pimienta a tanta miel, la gente nunca llegará a entender esto.